Estoy agotado: Necesito vitaminas

Publicado en por Rafiki


Sentirse "cansado" es una de las principales razones por la cuales los atletas consultan al nutricionista, al médico o inclusive al entrenador para la prescripción de vitaminas. Pero, ¿Qué tanta relación existe entre el consumo de vitaminas y una recuperación "más rápida"?

Ésta probablemente sea una de las creencias más arraigadas en el mundo de la nutrición deportiva ya que es fácil pensar que un atleta que realiza 2 entrenamientos al día, de 2 ó más horas cada uno, pues seguramente necesitará vitaminas adicionales. Es muy probable que esto sea cierto, pero mucho más cierto es que este atleta no sólo necesita más vitaminas, sino también más calorías, más líquidos y de otros nutrientes como los carbohidratos. ¿Entonces por qué preocupase sólo por las vitaminas?

Si hacemos una comparación cuantitativa, encontramos que las necesidades de calorías pueden aumentar en un 15 a 20 % debido al entrenamiento, las necesidades de carbohidratos al día pueden ser de aproximadamente 400 gramos y los requerimientos de líquidos pueden ser de hasta 2 litros por cada hora de ejercicio. Sin embargo, las necesidades de vitaminas en un día son de ¡tan sólo unos microgramos! ¿Ésta no es una cantidad demasiado pequeña como para preocuparnos tanto por ella y olvidar los otros componentes que se necesitan en mayor cantidad?

Si bien un atleta entrena más y requiere más calorías y probablemente más vitaminas, pues también es cierto que este atleta consume un volumen mayor de alimentos que una persona que no hace ejercicio y si selecciona bien sus alimentos lo más seguro es que pueda obtener la mayoría de lo que necesita a través de la alimentación. El problema radica en que el atleta ingiera sólo calorías vacías (calorías sin vitaminas y minerales, ej. refrescos, caramelos, etc.) pues sin duda se le hará difícil obtener todas las vitaminas que necesita a través de los alimentos.


Déficit improbable

En la era actual es difícil conseguir una deficiencia de vitaminas per-se, pues cuando esto ocurre, lo mas seguro es que el atleta tiene una deficiencia importante en su ingesta de calorías. Es decir, el problema será mucho más grave, porque el rendimiento se verá afectado y el atleta perderá peso. Esto no se puede resolver sólo con suplementos de vitaminas. Además, muchas vitaminas pueden ser re-utilizadas en el cuerpo, por lo que no es necesario reponer una gran cantidad cada día. Por si fuera poco, no existe evidencia científica que demuestre que el consumo adicional de alguna vitamina mejore el rendimiento o acelere la recuperación en atletas sin deficiencias.

Paradójicamente, los atletas que más podrían necesitar la ingesta de suplementos de vitamina son precisamente aquellos quienes menos las ingieren. Es decir, los que limitan su ingesta de alimentos para obtener un peso en particular (gimnastas, luchadores, boxeadores, bailarines, etc.). Posiblemente esto sea debido al mito que existe en torno a que el consumo de vitaminas incrementa el peso corporal, aspecto muy alejado de la realidad.


Piense global

Cuando un atleta se siente "agotado" existen varias razones que pueden originar este cansancio y muchas de ellas probablemente no están relacionadas con las vitaminas. Por esta razón es importante vigilar muchos detalles de la alimentación y el entrenamiento haciéndose las siguientes interrogantes:

¿Cuántas comidas está haciendo al día? ¿Cómo es la calidad de esas comidas? ¿Ha estado recientemente en un plan de alimentación para producir pérdida de peso? ¿Está consumiendo suficientes carbohidratos? ¿Consume abundantes frutas y vegetales para garantizar la ingesta de todas las vitaminas? ¿Ha estado perdiendo peso sin explicación aparente? ¿Existe una adecuada ingesta de líquidos antes, durante y después del ejercicio? Si luego de haber revisado todos estos aspectos aún tiene dudas e insiste en cuanto al consumo de vitaminas, entonces es posible emplear una tableta de polivitamínicos al día (que no exceda el aporte nutricional recomendado) como medida preventiva para garantizar que el atleta obtenga todas las vitaminas necesarias.

Igualmente existen otros aspectos que no están relacionados con la alimentación pero que influyen directamente en el agotamiento físico, por lo tanto también hay que estar atento a estos detalles: ¿Se ha originado un incremento brusco en el entrenamiento, un aumento simultáneo del volumen e intensidad del ejercicio, (Ej. esta semana ha comenzado a realizar 2 entrenamientos al día en lugar de uno)? ¿Ha comenzado esta semana un programa de acondicionamiento en el gimnasio? ¿Está durmiendo suficiente? ¿Se encuentra bajo estrés debido a situaciones particulares de clases, trabajo o familia? ¿Se ha enfermado recientemente?

Si bien las vitaminas son un componente muy importante dentro de la alimentación de un deportista, existen múltiples factores que pueden afectar el proceso de recuperación. Por lo tanto, si su atleta se siente agotado es vital evaluar la ingesta total de alimentos, la hidratación y el consumo de carbohidratos y no sólo el consumo de suplementos de vitaminas. Igualmente es necesario estar atento a otros aspectos psicobiológicos que influyen en su recuperación, ya que el cuerpo humano es un sistema influenciado por muchos y diversos factores.





Pedro Reinaldo García M.Sc.
Instituto Nacional de Deportes
Caracas, Venezuela

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

alex 05/04/2009 18:52

LAS LESIONES SON PRODUSIDAS AFALTA DE UNA MALA ALIMENTACION , TIENE Q VER BASTANTE