ACCION TERAPEUTICA DEL ENTRENAMIENTO DE FUERZA Y SOBRE CARGA

Publicado en por Rafiki

fragmento:

El ejercicio físico, en concreto el ejercicio de fuerza o sobre carga se ha demostrado como uno de los tratamientos más eficaces para la prevención de problemas como la obesidad, el envejecimiento, osteoporosis, sarcopenia y con gran influencia sobre muchas otras patologías.

 

Estamos cansados los especialista (Profesores de Educacion Fisica) de observar como el proceso de “prescribir” ejercicio físico se realiza con poco o ningún criterio. Las investigaciones actuales demuestran que el ejercicio físico debe ser tratado en forma de “dosis”, donde de manera individual (según tus características, tu capacidad de adaptación y respuesta, etc...) se indique el tratamiento a seguir para conseguir el o los objetivo.

 

 

En este artículo vamos a ofrecerte el “prospecto” de esta particular medicina preventiva para mantener un adecuado estado de salud y bienestar. Te daremos información sobre el ejercicio físico, en concreto del entrenamiento de FUERZA Y SOBRE CARGA dandote algunas indicaciones, como si de un prospecto de un medicamento se tratara todas sus características y dándote algunas “dosis de tratamiento”,  y recordandote que si acudes al gimnasio, allí será más fácil contar con el asesoramiento de un especialista en Ciencias del Ejercicio.

ACCIÓN TERAPÉUTICA DEL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA

Hemos de saber que si bien muchas de las enfermedades de nuestra sociedad actual es debida en gran parte a enfermedades cardiovasculares, la calidad de vida, lo cotidiano, viene dado por la integridad del aparato locomotor, la capacidad para moverse (uno es más consciente de su proceso de deterioro cuando ya no es capaz de moverse con la misma facilidad y así lo percibe).

La actividad física se reduce con la edad, aunque debemos concebir dicha relación como un sistema donde la propia percepción de la capacidad para desarrollar tareas físicas, implican procesos de deterioro psico-físico y aún más reducción de dicha actividad física, provocando una cierta reducción del repertorio motriz, junto a la lentitud de los reflejos y descenso del tono muscular en reposo, entre otros factores como la disminución en el número y el tamaño de las fibras musculares, provocan pérdida de fuerza y funcionalidad, descoordinación y torpeza motriz.

El envejecimiento, como acontecimiento biológico natural, conlleva una disminución de la masa muscular (sarcopenia), así como una degeneración neuronal (Roig, 2003). Ello guarda estrecha relación con una serie de cambios en la composición corporal que provoca un aumento del peso graso y un descenso de la masa magra (muscular). Esta pérdida de masa muscular asociada con el envejecimiento, puede deberse a los cambios estructurales del aparato músculo esquelético, a las enfermedades crónicas y sus tratamientos, a la atrofia por desuso o a la malnutrición.

A partir de los 35 años en mujeres y algo más tarde en hombres, se produce una pérdida ósea anual del 1% aproximadamente que hace los huesos más frágiles y propensos a la fractura OSTEOPOROSIS. 

Esa pérdida de masa muscular (sarcopenia), comienza entre los 20 y 30 años en personas sedentarias.

Ello, si reflexionamos, es de suma importancia (a manera de eslabón de cadena) por su repercusión, por ejemplo, sobre el metabolismo basal (de reposo), que disminuye con la edad aproximadamente 10%-20% desde la adultez temprana hasta la edad de 60 años. Evidentemente, la pérdida de masa muscular activa y un incremento paralelo de los depósitos de grasa, que ya hemos comentado, guardaría estrecha relación y, por ende, serían la base de muchos otros tipos de alteraciones que conllevaría a un incremento de peso en base a un mayor acumulo de tejido graso.

La masa muscular del hombre constituye la reserva proteica más grande del cuerpo, representando el 45% del peso corporal total (Buchner 1997-Evans 1996), lo que nos da una idea de su  papel determinante a la contribución metabólica y funcional. Según estudios del “Centro para el control de las Enfermedades de Atlanta” (EEUU) sólo el 20-25% de los adultos mayores hace una actividad física suficiente y apenas un 5% de los hombres y un 2% de las mujeres generan un esfuerzo físico adecuado como para aumentar-mantener la masa muscular y conseguir las importantes consecuencias sobre el metabolismo de reposo.

 

www.sobreentrenamiento.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Enric 02/08/2010 00:22


Es cierto yo tomo un producto llamado FUTURPRO en España se vende solo en las Farmacias , lleva una cantidad de leucina y funciona !!!!!! No salgo a competir sin el.


Rafiki 11/23/2009 15:29


Hola soy Rafiki
Lo siento pero hace tiempo que no me ha sido posible entrar en el blog
y que ria disculparme con los que posible mente hayan entrado y no han
tenido una respuesta por mi parte.
a partir de ahora la tendreis y yo escribire el el para amenizar el blog
un cordial saludo para todos Rafiki